En verano, disponemos de más tiempo y decidimos invertirlo en estar con los amigos, la familia, disfrutar de la playa, y la montaña… y también sacamos tiempo libre para realizar nuestros hobbies: entre ellos cocinar. Muchos de vosotros habéis descubierto recientemente el mundo panarra y no os habéis podido resistir a elaborar panazos en vuestras vacaciones. En nuestro último post, os enseñamos cómo elaborar vuestra propia masa madre en casa. Para todos aquellos aventureros que os adentráis en este mundo por primera vez, lo más seguro es que os hayan surgido dudas. Una de ellas, bastante habitual, es: ¿puedo hacer algo con los descartes de mi masa madre? Hay un mundo lleno de posibilidades detrás de cada descarte, y si todavía no lo sabías, continúa leyendo. Hoy os traemos recetas para aprovechar los descartes de vuestra masa madre.

 

La masa madre y sus cuidados 

Como bien comentamos en nuestro anterior post, hacer masa madre no es que sea un proceso relativamente rápido… pero precisamente por esta misma razón, es muy satisfactorio. Elaborar masa madre puede ser un proceso muy rico para nuestra salud mental, haciéndonos aprender y comprender la complejidad de procesos ancestrales, que nos conectan con nuestro pasado.

Si has comenzado en el camino de la masa madre, conoces el dilema de desechar parte del fermento que va sobrando a medida que alimentas tu masa madre en el proceso de elaboración. Cuando ha transcurrido un día después de mezclar todos los ingredientes (básicamente agua y harina) procederemos a realizar nuestro primer refresco. Un refresco consiste en añadir más harina y agua a partes iguales para renovar el alimento de nuestras bacterias y levaduras, haciendo crecer nuestra masa.  Dependiendo de si quieres conseguir una masa de mayor o menor tamaño, tienes 2 opciones:

  1. Alimentar la masa con más agua y harina, incrementando el tamaño y consiguiendo una masa del tamaño que tú elijas.
  2. Retirar una parte de la masa y alimentar con harina y agua a partes iguales. De esta forma, controlamos el tamaño de nuestra masa y evitamos que se desborde.

Este proceso hemos de repetirlo varias veces, pero claro… entendemos el dolor de tirar a la basura una parte tan preciada de nuestra masa en crecimiento. ¡Pero no sufráis! Como bien nos transmitían nuestros abuelos: casi todo se puede aprovechar en la gastronomía, y los descartes de masa madre no son menos. A continuación compartimos algunas de las mejores recetas que hemos encontrado en la web para poder aprovechar los descartes de nuestra masa madre.

 

 

Recetas para aprovechar los descartes de tu masa madre

Puede ser que lo primero que pensemos de los primeros descartes es tirarlo a la basura, por su olor desagradable y acidez, pero la realidad es que podemos guardar los refrescos y reutilizarlos. ¿Qué se puede hacer con ellos? Hemos realizado una pequeña recopilación de algunas recetas para que podáis utilizar los descartes de vuestra masa madre. 

  1. Desde Cravings Journal, Lorena comparte su receta de Crackers (perfectos para combinar con un hummus casero). Estos crackers los combina con algunos sabores como cúrcuma, paprika u orégano. ¡Un aperitivo excelente!

Ingredientes:

  • 150 g de descarte de masa madre (aunque ella explica que tiene que tener por lo menos 7 días de edad)
  • 1 cda de aceite de oliva
  • 1 cda de agua
  • 100 g harina
  • ½ cdta de sal
  • Sal gruesa

Para la receta completa, podéis echar un vistazo a la entrada en su blog.

 

 

 

2.  Desde gourmet4life comparten una receta fantástica de galletas hechas con descarte de masa madre. Se parecen más a los ¡Es una receta sencilla que se hace en solamente 35 minutos! Aseguran que los sabores que aporta la masa madre a la receta son especiales y además, el hecho de elaborar estas galletas con masa madre hace que sea más sencilla su versión vegana.

Ingredientes: 

  • 200 gramos de harina para todo uso
  • 60 gramos de harina integral blanca
  • 2 cucharaditas de azúcar granulada
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 6 gramos de sal marina
  • 120 gramos de leche entera fría, y más para cepillar la parte superior
  • descartar 100 gramos de masa madre fría
  • 1 barra de mantequilla fría sin sal cortada en trozos pequeños

La receta completa la podéis encontrar aquí.  

3. Desde zuzanazerogluten comparten una receta de minipizzas con descarte de masa madre. Zuzana cuenta que tiene dos masas madre activa desde hace más de 1 año, una de arroz integral y otra de trigo sarraceno. Ella elabora sus minipizzas con los ingredientes que más le apetecen: bacon, tomate, pimiento, jamón…etc. y dispone sus minipizzas en unos moldes antes de introducirlo en el horno.

Ingredientes:

  •  100 g de descarte de masa madre de arroz integral
  • 100 g de descarte de masa madre de trigo sarraceno
  • 50 g de polenta
  • 50 g de harina de cáñamo
  • 30 g de leche sin lactosa
  • 1 huevo mediano
  • Una pizca de sal y otra de bicarbonato
  • Chorrito de aceite de oliva virgen extra

Para la receta completa podéis visitar su blog aquí.

 

4. Desde invitadoinvierno nos comparten una receta con orígenes estadounidenses, es una receta de unos panecillos llamados popovers. La verdad es que estos panecillos tienen una pinta buenísima, y si además te sirven para aprovechar los descartes de tu masa madre mejor! Suelen comerse en los desayunos y su nombre viene dado a la simplicidad de cómo se elaboran: suben, se esponjan mucho y se rebosan por encima del molde. Así, tienen formas muy vistosas y apetecibles.

Ingredientes

  • 140 g de masa madre de trigo (no hace falta que esté activa, solo no muy vieja)
  • 250 mL de leche entera
  • 120 g de harina de repostería
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de sal

La receta la puedes ver en este enlace.

Una nueva alternativa: Masa Mater 

Ha llegado septiembre, el mes de volver a las responsabilidades y a las rutinas. Parece ser que este mes corresponda más con el inicio del año que el propio enero.  Puede ser que para las personas más panarras, las que disfrutan del proceso de elaborar pan de masa madre casero, este mes puede implicar tener que dejar atrás este tiempo de desconexión. Es cierto que preparar masa madre es un proceso satisfactorio y que engancha, pero también es cierto que cuando el tiempo aprieta, es incómodo ponerse a cuidar y alimentar a nuestra masa madre.

En Masa Mater, llegamos a la misma conclusión: queremos disfrutar de elaborar pan de masa madre auténtico, pero sin tener que invertir tanto tiempo en ello. Por esta misma razón, nos pusimos a investigar. Somos biotecnólogos panarras que conocemos a la perfección el sabor tradicional y las propiedades organolépticas que posee un auténtico pan de masa madre. Así pues, realizamos una intensa labor de investigación para seleccionar los mejores microorganismos para conseguir elaborar un pan de masa madre en un tiempo récord. Si quieres conocer más sobre el proceso que seguimos para encontrar nuestra fórmula perfecta, puedes echar un vistazo a este link.

Con Masa Mater, no tendrás que planificar tu pan de masa madre con una semana de antelación, podrás seleccionar qué tipo de variedad prefieres: Secale, Tritordeum o muy pronto, Khorasan, seguir los pasos y hornear tu pan. Todo esto en menos de un día. Y, además, no tendrás que realizar descartes.

 

 

Con Masa Mater puedes incluso elaborar tu propia masa madre

Otra de las opciones que puedes hacer con Masa Mater es elaborar tu propia masa madre. Es importante destacar el hecho de que nuestro producto se ha elaborado con unas proporciones muy exactas de las distintas bacterias y levaduras para obtener unas cualidades organolépticas óptimas. Estas proporciones se pueden ver alteradas durante la domesticación: las levaduras se imponen a las bacterias lácticas y además los resultados pueden ser diferentes en función de la harina que se use. Podría considerarse una especie de “desperdicio” utilizar todas las bolsas para elaborar tu propia masa madre. Aun así, puedes aprovechar una parte del preparado y utilizarlo para elaborar tu propia masa madre o para potenciar la tuya propia, ayudando a darle más robustez y velocidad.

Si eres una persona innovadora y tradicional por igual, entendemos que esto sea difícil de procesar. Venimos a decirte que Masa Mater no se trata de microorganismos alterados genéticamente o de sustancias químicas, sino de investigación y selección. Si quieres aprender más sobre la ciencia que hay detrás de nuestro producto, puedes visitar esta entrada en nuestro blog.

 

 

Si tienes tu propia masa madre y no sabías qué hacer con tus descartes, esperamos que este post te haya ayudado. ¿Ya dispones de poco tiempo para poder planificar y elaborar la tuya propia? Atrévete a probar Masa Mater. ¡La nueva versión junto con dos nuevas variedades sale este mes! Si tienes cualquier pregunta, no dudes en contactar con nosotros en cualquiera de nuestras redes sociales.

Abrir el chat
Hola panarra,
¿Tienes alguna duda?